1. Descubre cómo Definir tu Marca Personal para convertirte en un candidato atractivo
Un buen ejercicio que se realiza en Marketing para descubrir tu Marca Personal, es hacer una lista de todas aquellas cualidades que te identifican a ti como candidato de trabajo, lo ideal es que la hagas con alguien cercano a ti y mejor aún sí también haces este ejercicio con un amigo con el que hayas trabajado, porque muchas veces, lo más seguro es que descubras cosas positivas que no habías notado. Luego de esto, anotar cómo te gustaría que te vieran los demás, especialista en qué área y qué actitud y fortalezas son las que apoyan este propósito. Por último al lado de la lista en la que trabajaste, agregar cómo contribuye esa cualidad a ese propósito. Después de esto, por supuesto que tienes que cuidar que todo tu discurso, foto, CV y muchas otras cosas más, sean coherentes con eso.

2. Descubre como crear un discurso exitoso para ser seleccionado, La información es poder
Hoy no hay excusa para la improvisación, con LinkedIn y las redes de trabajo, cuando te llaman a una entrevista, no puede ser permitido que como candidato no te prepares y averigües quien es la persona que te va a entrevistar, la empresa y lo que requiere el cargo .
Información es poder y sí logras acceder a esa información llegarás más seguro y con un discurso exitoso a tu entrevista. Tú eres el especialista y debes llegar con una solución a la necesidad que tiene la empresa, siempre piensa en la posible problemática que esta puede tener y qué harías si obtuvieras el cargo.

3. Tu discurso debe ser breve
Un buen Elevator Pitch no supera los 2 minutos y solo tenemos 30 segundos para generar un impacto y buena impresión, no hay segundas oportunidades. Pero calma no te preocupes sí comenzaste un poco nervioso y luego retomas el ritmo, el objetivo es terminar con un final triunfal y para lograr eso hay que responder de forma asertiva, pero siendo tú mismo. Los head hunters muchas veces centramos nuestro foco de atención en los últimos minutos que dura la entrevista, por lo que te recomendamos siempre despedirte con un apretón de manos, una leve palmada en el hombro y mirando siempre a los ojos. Despedirse de el entrevistador por su nombre y nunca preguntar cuando me van a llamar, en vez de eso puedes decir ¿cómo sigue el proceso? Con esto demuestras interés, no ansiedad.

4. Un discurso comprensible y fácil de entender
Tu discurso deber ser simple, sin usar palabras rebuscadas que comúnmente no utilizas por querer demostrar más, querer aparentar saber o ser alguien que no eres a la larga siempre juega en contra. Tu discurso debe ser sencillo de tal manera que lo pueda entender una persona que no sabe de tu cargo pero también dar un mensaje seguro apara ser entendido por el Gerente General de la Empresa. Pero no confundir simple con aburrido y/o redundante. Lo que más recomiendo a nuestros candidatos es contar experiencias personales relacionadas con los temas laborales que van surgiendo en la entrevista siguiendo un hilo conductor, esto demuestra conocimiento y cercanía.

5. Debe ser irrefutable
El contenido de tu argumento debe ser certero y blindado, debe dejar más respuestas que dudas abiertas. Sí eso no ocurre te recomiendo volver a comenzar, para esto debes practicar posibles preguntas y ver si respondes de forma clara y precisa.
Cuando hablo de ser certero, no puede haber términos medios. Recuerda enfocarse desde la mirada de un Consultor, tú eres el que sabe del área en particular que te están buscando, hazlo saber. La actitud es lo mejor que puedes llevar puesto, mantente positivo y no olvides en ningún momento que aunque el entrevistador puede ser muy amable “no es tu amigo”, que estas bajo evaluación y debes mantener un contexto acorde a la entrevista.

6.  Para negociar tu sueldo, primero genera el interés del entrevistado
Una de las mejores técnicas para negociar tu sueldo es siempre tener un número en tu cabeza y poder negociar con base en un rango. Eso te asegura ya más de un 50 % de éxito en tu proceso de argumentar con eficacia. Sí yo como Gerente General estoy dispuesto a desembolsar una cantidad determinada en tu contratación, es que sé que tu contratación me va hacer ganar a lo menos 3 veces mi inversión, o no habría sentido en tenerte en la empresa. Es por esto que siempre debes mantener el foco en mostrar tu aporte, “muéstranos cómo lo haces, justifica tu inversión, rentabilidad y la incidencia de tu valor dentro de la organización”.

7. Habla de ti y de lo que podrías hacer en ese cargo
Normalmente cuando les pregunto a mis clientes, que me hablen sobre ellos, me repiten lo mismo que ya veo en su CV, se olvidan de que ese filtro ya lo pasaron y que si están ahí es porque ya están dentro de los requisitos y desde luego cumplen con el perfil del candidato.
Un buen discurso es complementar esa información con lo que el CV no dice, resaltando tus habilidades blandas, es clave complementar esto con la lista del punto numero 1. Piensa en cómo lograrías generar un impacto con tu estilo de personalidad, tanto como líder y/o como parte de un equipo.

Recommended Posts